Don Oscar

El mejor jefe que he tenido hasta ahora se llama Oscar Vaquerano.
El fue mi jefe en Bratex Dominicana por casi 7 meses. Salvadoreño de nacimiento, de una familia super humilde, Don Oscar emigró, con la ayuda de unos sacerdotes, hacia los Estados Unidos, donde hizo estudios de Ingeniería.
Allí empezó como operario en una empresa, en la que terminó siendo Vicepresidente.
Trabajó como Vicepresidente en compañias textiles de gran importancia como Vanity Fair, Elcatex, Fruit of de Loom, etc.

Como jefe, Don Oscar, era lo mejor que pudiera haber. Recuerdo mi primer día de trabajo. Aún no me habían arreglado mi escritorio, así que me dijo: sientese en mi computadora y lea mis correos. Los que usted crea que no son importantes borrelos, y los demás muevalos a las carpetas.
Imaginense! Cómo iba a saber yo, que era importante y que no?
El me decía: Cualquier cosa que usted diga fuera de esta oficina yo la apoyaré, aunque cuando volvamos aquí le diga: esto estuvo mal, debió de hacer esto o aquello. Nunca me quitaba autoridad delante de nadie. De carácter recio, pero amable. Me decía nunca trate mal a la gente, con la misma mano que la aparte, con esa misma acerquelas nuevamente. Visionario, trabajador incansable, amante de la música.

Me contó de su vida de pobreza. De que no comia frutas en la actualidad porque su paladar no se había acostumbrado a comerla de niño, ya que la única manera de comerla era yendo a los basureros y tratar de encontrar pequeños pedazos que no estuvieran podridos.

Me contó de la satisfacción que tuvo al poder llevar hacia Estados Unidos a su madre y a todos sus hermanos, profesionales en la actualidad. De poder sacarlos de la vida de amarguras y estrecheces de El Salvador.

Don Oscar es una de esas personas que dejan su huella dondequiera que pasa. Ahora mismo se encuentra en Honduras, como Vicepresidente de la más grande compañia de textiles. No me escribe con la frecuencia que me gustaría, pero el cariño que le tengo sigue intacto. Ojala algún día poder trabajar con él nuevamente.

Anuncios

20 comentarios el “Don Oscar

  1. Jefes como Don Oscar y el mío están desapareciendo… Ojalá y cuando lleguemos a ser jefas, podamos emular estos gestos de nobleza y humildad.

  2. Pero Chinis, de ahi es que nos hemos visto! yo hice mi pasantia en Bratex y dure un año trabajando alli.
    Yo tambien tuve uno de mis mejores jefes, bueno jefa, alla!

  3. Que bonito mi querida China, ese tipo de recuerdos siempre es bueno compartirlos pues son un aliciente ante tanta crueldad, saber que hay quienes se han propuesto algo y exceden por mucho sus propios sueños. Me encantó. Un besito amiga!

  4. Es lindo la lealtad y el respeto que otros ganan ante nuestros ojos, no todos son iguales pero hay muchos buenos jefes que se convierten en mas que eso en amigos en familia,

    esa suerte la he tenido y la tengo y entiendo perfectamente,

    abrazos ginette por aqui que regrese,

  5. Es lindo la lealtad y el respeto que otros ganan ante nuestros ojos, no todos son iguales pero hay muchos buenos jefes que se convierten en mas que eso en amigos en familia,

    esa suerte la he tenido y la tengo y entiendo perfectamente,

    abrazos ginette por aqui que regrese,

  6. Just for the records, trabajé allá en el 98 como por 10 meses. Pero no le conocí.

    Es bueno conocer personas así, que puedas sentirte orgullosas de ellas simplemente por su forma de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s