La noche y yo

Desde pequeña he sentido fascinación hacia la oscuridad, hacia la noche.
Recuerdo esas noches en el que calor era tan intenso que no podía dormir.
Entonces abría la puerta trasera de mi casa y me escabullía hacia el baño compartido que teníamos y tomaba una rica ducha.

Puedo ver esa luna grande y redonda iluminando todo el patio con su luz.
La noche también fue mi compañera en esas noches de grandes decisiones, de grandes oportunidades y de dolorosos problemas. Siempre estuvo ahí, atenta, compasiva, solidaria.

Lista para darme la mano, para aconsejarme en momentos de dolor, en momentos de alegría.
Nunca exigente, siempre comprensiva. Sabiendo que siempre podría contar con ella.
Permitiendo sin ningún tipo de egoísmo que disfrutara de su luna y sus estrellas sin pedirme nada a cambio.

Gracias infinitas, por todo, por ti.

Anuncios

7 comentarios el “La noche y yo

  1. Ahora tengo otra razón para acordarme de tí. Gracias a Dios que esas noches fueron participes de tus decisiones.
    Porque por ellas estás aquí para que todos aquellos que te queremos podamos disfrutar de tí.

  2. Yo soy noctámbula por excelencia… incluso tuve un novio ke lo unico ke tenia en comun conmigo era eso lol… A mi me fascina la noche… sobre todo cuando esta suuuuper estrellada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s