Post Invitado-Luima

 

La Matalota

Rosario era la tercera y ultima adquisicion de Don Plinio Medina, rico hacendado de Neyba, genio y pionero del cultivo de uvas en la region, habia hecho fortuna en la agricultura llegando a adquirir grandes propiedades o cercas como se le dicen en el sur a las fincas cuando se destinan al pastoreo ya sea de chivos , ovejos o vacas,y de todos Plinio Medina tenia muchas, amen de agricultor y exitoso productor de platanos, tambien era propietario de uno de los pocos establecimientos comerciales del pueblo, y el de el quien sabiamente le habia puesto Casa EL Progreso, se distinguia por que ademas de estar muy bien surtido era el unico en la region en que siempre habia grandes cantidades de arenque ahumado el cual el se hacia traer de la capital para satisfacer las demandas de los haitianos que se desplazan hasta su almacen a comprarle este codiciado producto para llevarselo a Haiti, el cual ellos le pagaban gustosos a Don Plinio pues este no solo le vendia el producto en buen precio sino que le aceptaba el pago en gourdes los cuales el de alguna manera utilizaba para pagar le constanate flujo de mercancia francesa que el se hacia pasar de contaabando desde la otra parte de la isla y la cual el vendia a los mejores establecimientos de la capital.
Todo esto hizo que Don Plinio, adquiriera prestancia no solo economica sino politica y social en Neyba y zonas aledañas, siendo su gran casa de galeria amplia y color amarillo, el lugar obligado de los personajes mas distinguidos de la sociedad nacional que debian hacer algun viaje al sur profundo.
Rosario a sus 21 años, nacida y criada bajo el regimen en que hoy ella, por decision propia se encontaraba, habia sucumbido ante el galanteo corto de Don Plinio que aun a sus 63 años, podia ensillarla plenamente y al ser ella la mas nueva de la casa, pues era de esperarse que Don Plinio la montara a diario.
Ella que no entendia años antes como una joven podia cegarse perdidamente por un hombre compartido y menos por un viejo, sin embargo hoy habia quedado atrapada por las garras de la estabilidad economica que Don Plinio hombre casado hacia ya 40 años con Doña Marina, pero que por su condicion de hombre rico y responsable con la tradicion pueblerina de compartirse entre tantas mujeres como su fortuna le permitiera simpre y cuando las tuviera todas dentro de la misma casa.
Rosario entendio luego de un doloroso amor frustrado que su lozania y juventud le seria arrebatada por hombres que no le darian mas que noches sudorosas en la viaja colombina que habia heredado de su madre, matalota por años y en lo cual Rosario habia jurado no convertise ,pero que hoy ante el constante galanteo de Don Plinio habia aceptadon de buena gana.
EL pelo, la piel y el vestir de Rosario cambiaron , hoy era respetada y atendida finamente por todos en el pueblo, hoy Rosario era una mujer de Medina.Su habitacion era la ultima adicion a la casa de Don Plinio y alli ella tenia de todo lo que siempre habia deseado y habia jurado serle fiel a Plinio pues si un hijo nacia de su vientre seria fruto de la union con Plinio Medina de tal manera que no corriera la misma suerte que ella, que no fue reconocida nunca por el hombre que tomo a su madre como mujer .
Pasaban los dias y Rosario se sentia a gusto con Don Plinio pues pudo confirmar que el hombre cumplia fielmente con ella y la hacia sentir en las nubes algo que al pricipio dudo, pero que al parecer la sagacidad y el duro entrenamiento del viejo ricachon le mantenia el latigo bien filoso, amen de que por vez primera experimentaba el arte oral y la capacidad y tenacidad del canoso en estos menesteres.
Sin embargo la felicidad dura poco, Rosario habia faltado al mandamiento numero uno de una buena Matalota, Rosario se habia enamorado y esto le hacia dificil compartir su viejo, como ella le decia. Las noches en que Plinio empezo a faltar a su cama se hacian mas frecuentes pues tenia que cumplir con alguna de las otras matalotas, Mildred, y Diala y aun era sabido que complacia frecuentemente a Doña Marina, que aunque habia engordado algo aun tenia la carne dura y avida de placer.
Fue demasiado para Rosario, los embates de Don Plinio en la habitacion contigua ,oirlo gritar no su nombre si no el de otra cada noche que el no llegaba la volvieron loca, la desesperaron y en un arranque de ira prendio fuego al viejo caseron y tranco los puertas. Nada pudo hacer el puueblo para evitar la tragedia,Rosario acabo con todo,Rosario acabo la tradicion.
Hoy la matalota no existe,se acabaron los dias en que las mujeres de un solo hombre se trataban como hermanas unidas bajo un mismo techo para compartir sus bienes, hoy el hombre tiene queridas que viven separadas complicando las cosas, hoy la rivalidad entre esposa y queridas se le debe a ella, a Rosario La Matalota.

____________________

Gracias a mi querido invitado de hoy, el Sr. Luis Ml. Tejeda, por compartir esta interesante historia conmigo.

Anuncios

12 comentarios el “Post Invitado-Luima

  1. Oye, me mantuvo interesado de principio a fin. En cierto momento confundi a Rosario como la yegua de Plinio, pero luego entendi.

    Muy bueno ese trabajo, deberia publicar mas de esos, a menos que no me haya enterado que lo hace en algun otro blog.

  2. Me gusto la verdad….oyeme…no se si agradecerle a la tal rosario que desde entonces las queridas vivan a parte o no…pero esos coros de que me traigan otra mujer a la casa siendo yo la señora como que no me gustaria….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s