Post Invitado-Simplemente In

Montserrat era su nombre

Montserrat era su nombre. A sus 15 años era poseedora de un cuerpo hermoso, envidiable. Llena de sueños e ilusiones muy lejos a su realidad, pues no quería llevar la misma vida de su madre. Estudiaba y se esforzaba por dar sus mejores calificaciones, anhelaba el momento en que llegaría a la universidad.

 

Hija de Martina, mujer de cabaret. Frecuentaba a un charlatán, que a último instante lo mudó a su rancho. No dejaba de mirar a Montserrat con deseos desgarradores.

 

Esa noche escuchó a su madre llegar con quien fuera su marido Mateo, borrachos, se echaron a la cama, ella sudaba de tanto calor, se levantó mientras decidía a tomar un baño. Montserrat no sabía lo que le esperaba, Mateo estaba tras la cortina transparente mirándola morbosamente, alimentando sus sucios pensamientos sexuales. Sacó su mano para alcanzar la toalla, para su desgracia lo que se encontró fue con sus manos, las que brutalmente la sacaron del baño lanzándola al frio piso. Como un salvaje la atacó, sus sucias manos acariciaban su cuerpo y robaban su inocencia, trataba de besarla salvajemente, mientras desesperada gritaba con la intención de que su madre la ayudará; Más no fue así, lloraba desconsoladamente, pues su madre nunca acudió a su auxilio. ¡Dejó que la violara cuantas veces quiso!

 


La dejó lastimada sobre el piso, entre llantos y rabia se quedó dormida, tendida desnuda sobre el piso del baño. Temprano en la mañana entró la madre, Montserrat intento agarrarle los pies para poder levantarse, para su sorpresa, su madre la tomó por los cabellos golpeándole fuertemente el rostro, mientras gritaba sin escucharla ¡Eres una cualquiera! ¡Como es posible que mi propia hija me quiera quitar a mi hombre! Me arrastró hacia la calle, tirándome encima una bata mojada, mientras me gritaba una y otra vez.

 


Salió corriendo desesperadamente, sin importar que la gente la viera casi desnuda y llorando. Perdió el tiempo de la noción, no sabía cuanto tiempo llevaba vagando por las calles.

 

Así pasaron meses, y con el tiempo años. Montserrat llegó a caer donde no quería, nadie creía su historia. Entre bares y cabaret vio pasar lo mejor de sus años, de su madre nunca más supo, pues las veces que intentaba buscarla era repudiada de una brutal manera.

 

En sus días de descanso que eran muy pocos, solía rascar sus penas frente al mar. Uno de esos días fue encontrada desmayada y llevada a un hospital. Al despertar se encontró postrada en una cama, con varias enfermeras alrededor, quienes admiraban la belleza que aún con los golpes de la vida le quedaba.

 


Montserrat había vivido momentos difíciles de salud sin saber que poco a poco moría. Montserrat tenía sida, algo que no conocía. Tenía malestares, los cuales asumía era neumonía.

 

Montserrat vio su vida transcurrir. Como no tenía a quien acudir, eligió morir en vez de vivir. En esa cama de hospital, vio pasar sus sueños y anhelos, sus sufrimientos y burlas, el abuso que marcara su vida, no tenía fuerzas para levantarse.

 

Una mañana como cualquier otra, Montserrat no despertó, decidió entregarse al olvido y borrar con su ausencia, la cruel vida en la que nunca tuvo comprensión.

 

(Mi querida amiga Ingrid comparte con nosotros esta historia. Gracias amiga!)

Anuncios

11 comentarios el “Post Invitado-Simplemente In

  1. Qué triste historia… Por mi experiencia, una de las peores cosas que le puede pasar a un ser humano es el hecho de ser incomprendido, sobre todo por aquellas personas que se supone que por naturaleza deben comprenderlo.

  2. Hola;
    Mi nombre es Wendy y aunque no tengo un blog, me gustaria que publicaras un escrito de mi autoria. No es una poesia pero es un escrito de puros sentimientos por una situacion que estoy pasando. Me gustaria que lo publicaras,pues pienso que tu blog seria el mas adecuado ya que la verdad me gustan todos los escritos de los post invitados y se me hace muy simpatica tu forma de ser y hasta pensar. Si asi lo deseas te puedes comunicar conmigo via email y te lo enviare con mucho gusto.

    Saludos Cordiales;

    Wendy la Paz.

  3. Que triste cuando las personas que se supone que deben cuidarnos son las que nos lastiman. Ayer escuchaba una noticia de un hombre que violó a su hijastra por varios años, y la niña ha quedado dos veces embarazada del miserable, uan vez a los 9 años y ahora, cuando ya no pudo esconderse mas de la justicia de los hombres. Esa pobre niña es una Monserrat.

    Mi In es un ser humano hermoso, una triste historia contada con la ternura que simplemente In puede reflejar.

    Un beso Chinita,

    Gigi

  4. oiganme ya estoy triste,,,,,,,,,,,,,,,,,,,sabra dios cuantas monserrat habran y no nos damos cuenta….buaaaaaaaaaaaaaa toi que lloro

  5. Oh Dios tanto que evito y evito y como quiera,algunas cosas no pueden cambiarse,cuando algo esta pa ti la nada lo cambia,los principipales ignorantes los tutores,oh frezcome este escrito muy impactante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s