Post Invitado-Nikkei Life

Quiero y Qusiera

A simple vista, estas dos formas verbales parecen indicar lo mismo: un deseo, un anhelo. Pues bien, no es así del todo. Es algo que descubrí gracias a una persona muy especial que conocí hace ya unos cuantos años. Aquí está la historia.

Durante mi primer trabaja como traductora, compartí con un grupo de jóvenes misioneros de Estados Unidos. Así fue como conocí a Paul. El aparenta ser el clásico chico popular, el niño que con su handsome face acapara la atención de las féminas y se gana el respeto de sus fellows masculinos por sus dotes artísticos y por ser buen atleta. De hecho es así, pero mi admiración hacia él no se basa simplemente en su apariencia física,su habilidad en los deportes o su destreza musical. No, es algo más grande.

El es sordomudo y sufre de un daltonismo severo, por lo que no distingue color alguno, solamente ve a escala de grises. Sin embargo nada de eso lo ha detenido en la búsqueda de sus sueños y su realización personal. Es muy buen músico, toca el piano y la guitarra; juega baskett y gracias a su talento obtuvo una beca para estudiar en el college. Y lo más admirable de él… no se lamenta por su condición.

En una ocasión le pregunté (sé un poco de lenguaje de señas) cómo le había hecho para lidiar con tantas cosas… a lo que me contestó: “Estoy vivo, peor sería estar muerto. No puedo hablar ni escuchar, pero eso no me impide comunicarme con los demás. No distingo colores, pero puedo ver, peor sería ser ciego. Desde pequeño me di cuenta que yo era especial y por lo tanto me esforcé un poquito más. Cada año nuevo me proponía metas específicas. Mientras otro decía Quisiera ser el mejor jugador, yo afirmaba claramante Quiero ser. Esa ha sido la clave y el motor que me ha impulsado hasta ahora.”

Lo que Paul me dijo parecía ser alguna filosofía rara, sin embargo, al analizarlo he descubierto una gran verdad. La palabra QUISIERA indica un deseo que nos gustaría que ocurriese, pero que si no llega, tampoco nos molestaría tanto. En cambio, QUIERO tiene mayor peso, por lo que implica que estamos seguros y convencidos de lo que expresamos. Esa seguridad y convicción es la que se convierte en el motor que nos mueve a luchar por ese objetivo, y por ende a la consecuente realización de la misma. No es raro que muchos psicólogos, terapeutas y motivadores hablen de esto en sus sesiones y charlas.

Quiero o Quisiera… he aquí la gran diferencia!

(Mi querida prima Tania comparte este post tan motivador. Gracias por la paciencia prima, te quiero!)

Anuncios

23 comentarios el “Post Invitado-Nikkei Life

  1. Excelente!!! Me imagino la gran experiencia que fue para Tania poder compartir con un ser tan especial! Su historia es bastante motivadora y de verdad adoptaré la frase para mí! Que Dios bendiga a Paul donde quiera que se encuentre!

    =D

  2. estoy pensando en cuando le digo al camarero quisiera un cubata. visto de esta manera, el tio se puede plantear el no darmelo, vamos, quie como el tio entienda de liguistica. Perop si le dices quiero, te la pone. Creo que le dire eso a mi jefa, quiero un aumento de sueldo.
    saludos desde http://mamarrachi.wordpress.com

  3. Pingback: Quiero y Quisiera « Nikkei-Life

  4. Prima Linda, Gracias por elegir mi post. Y a todos ustedes por los comments que han depositado por este lado. Sus palabras motivan a continuar plasmando en palabras esos episodios especiales que me han hecho crecer…! Ya pronto continuaremos con estos escritos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s