Viviendo en Villa Mella III

 puerquito.jpg

Uno de los recuerdos que más añoro de mi adolescencia en Villa Mella, es el de los viajes a “La finca de los puerquitos”.

En los años ’80 Villa Mella sufría de una escasez increíble de agua. Era común ver personas cargando cubetas y galones de agua para suplirse del “líquido vital”. Era sorprendente la creatividad conque reciclaban el agua para poder aprovechar el máximo de ésta.

Había una finca donde criaban puercos. Al parecer tenían un pozo porque nunca les faltaba agua. Cuando se agudizaba el problema del agua en el barrio, mi papá les ofrecía a los vecinos llenarles los tanques de agua (sin ningún costo) en la finca. A mi hermana y a mí nos fascinaban esos viajes ( y a un reguero de muchachos que se pegaban también).

Montábamos los tanques en el camión y nos aventurabamos a esa maravillosa experiencia. Los encargados de la finca eran muy amables con nosotras, y nos dejaban bañar los puerquitos, ver los gordísimos  barracos  comer y a las puercas pariendo. Nos echábamos agua como locas, aprovechabamos ahi para lavarnos el pelo y reírnos hasta morir.

A veces pasaba que el camión se “enchivaba“, y claro como Ley de Murphy que es, siempre pasaba que era cuando el camión volvía cargado, lo que hacía que los hombres tuvieran que hacer malabares para sacarlo.

Eran tiempos tan sanos, uno disfrutaba con tanta facilidad de cosas tan simples. Me gustaría tener oportunidad de volver a la finca de los puerquitos y rememorar todas esas vivencias.

Anuncios

25 comentarios el “Viviendo en Villa Mella III

  1. La vida en la ciudad es tan distinta a las de la granjas… A los niños de ahora que se lo pasan entre play stations y la tv hay que llevarlos a ese tipo de sitios para que sepan lo que es llenarse de barro las manos… genial! Lindo recuerdo!

  2. La cargadera de agua en los años 80 fue general! Cargar agua era toda una chercha tan grande que uno estaba loco por que se vaciaran todos los potes otra vez para salir con el grupo haciendo cuentos en el camino!

    =D

  3. China, como villamellero ausente te cuento, (y a la vez, te pregunto si te acuerdas de ´la viuda´?) que realmente fueron años increibles esos tiempos de ir a ´la colonia de los doctores´, ir a la plaza del chicharrón, y también practicar karate en el club Fasaco.
    (me estas dando envidia, y ya kiero escribir de esos años tambien).

    un abrazo.

    pb

  4. esa crisis de agua fue general, yo vivia frente a la cerveceria (presidente) en Atala y me acuerdo que teniamos que ir a buscar agua a los tanques de la cervecera. habia que cruzar la independencia, pero muchachos al fin, uno nada mas le daba mente al can, porque hibamos un grupazo. ese cerdito haria una linda cena de navidad.

  5. recordar es vivir!! recuerdo que mi padre tenia muchos en una tierra que tiene y para mi esa era lo mejor cojer con el y mis hermanos donde los cerdos que tenia , y a mi en particular me encantaba bañarlos y ver los comiendo… un beso mi amiga!!1

  6. extraño de villa los puestos de chicharrones que habian en cada esquina, en cuanto a la escasez eso fue general como dicen los muchachos, guay!!! que trabajo era conseguir agua, y ya sabes economisarla al maximo.

    P.D. la foto de este puerquito fue antes de….???

    besos

  7. bueno eso de cargar agua si es apero yo me encondia o siempre desia que me dolia la cabesa para no cargarla jajaja que chopas mis hermanas que siempre me creian, pero ese era un coro y para mi que ellas solo iban para berse y chuliase con los tigueres . yo era la pendeja que no aprobechaba para hacer lo mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s