Hoy.

manos.jpg

Ya no quiero ver más fotografías de lugares inundados, de casas arrasadas, de familias a la intemperie.

No quiero escuchar más quejas de que la luz no ha llegado, de que el agua no para, de que los tapones.

No quiero ver más “analistas” buscarle explicación al “fenómeno”, o si Meterología tuvo la culpa, o si los candidatos estaban en campaña, o que si Boston ganó y nadie le dió seguimiento a la noticia.

Hoy quiero ver mi país recuperarse. Hoy estoy buscando alternativas para ayudar. Hoy quiero ser parte del proceso y ayudar. Mientras tanto me uno al pedido de Gitti y su amiga Carmen Grullón de comida enlatada y mantas. Aqui están los detalles:

—–
Querido Amigo/a:
Luego de que esta SORPRESIVA tormenta tropical termine de azotarnos como a la inocente manadita de reses, (que ahora entendemos que somos), será ridícula la cantidad de damnificados y de pobres seres sorprendidos por las crecidas de los ríos, la ineptitud y a la desinformación.
Por esto te pido que me ayudes a recopilar – SOLAMENTE – mantas y latas de comida.

LATAS, porque no necesitan refrigeración, ni otras condiciones, y éstas pueden ser de:

  • LECHE
  • LECHE CONDENSADA
  • SOPAS
  • ATUN
  • SARDINAS
  • SALCHICHAS
  • RAVIOLIS
  • GRANOS
  • MERMELADAS
  • FLANES
  • POSTRES


SOLO MANTAS, porque si nos metemos en ropa, esto requeriría una estructura con la que no cuento…, así que RECOJAN TODAS LAS MANTAS Y FRISAS QUE TENGAN A LA MANO.

Recuerden que estas donaciones deben de llegar en BOLSAS SEPARADAS, (LATAS POR UN LADO, MANTAS POR EL OTRO), y deben ser enviadas a:
Av. Jose Contreras #23, Villas Bolívar Sur,
Apto. #8, Zona UASD
809-688-6377

Las cajas vacías, como las manos voluntarias, serán bienvenidas, ya que el empacado final será toda una producción.
GRACIAS Y BENDICIONES A TODOS…
Carmen María

También mi querida Florecita nos pide lo siguiente:

El grupo del Yoga estamos recolectando ropa para llevar a la gente de San Cristóbal, lo que sean que puedan conseguir, donar es mucho. Gracias de corazón.

El punto de encuentro es el Itossai Dojo, Ave. Winston Churhill, Plaza Paraíso, en la última planta, Suite 418.

Un abrazo y bendiciones,

Patricia.

De todas maneras solo hay que abrir los ojos y ver en cualquiera de los refugios las necesidades que hay y dar una ayuda.

Anuncios
de Ginnette Publicado en ayuda

Jueves de Poesía-Me tienes en tus manos

andre-decourt.jpg

Me tienes en tus manos
y me lees lo mismo que un libro.
Sabes lo que yo ignoro
y me dices las cosas que no me digo.
Me aprendo en ti más que en mi mismo.
Eres como un milagro de todas horas,
como un dolor sin sitio.
Si no fueras mujer fueras mi amigo.
A veces quiero hablarte de mujeres
que a un lado tuyo persigo.
Eres como el perdón
y yo soy como tu hijo.
¿Qué buenos ojos tienes cuando estás conmigo?
¡Qué distante te haces y qué ausente
cuando a la soledad te sacrifico!
Dulce como tu nombre, como un higo,
me esperas en tu amor hasta que arribo.
Tú eres como mi casa,
eres como mi muerte, amor mío.

(De Jaime Sabines. Foto de André Decourt)

Happy Happy Happy

dancing.gif

 

A ver:

Boston aplasta Indios 11-2 y va a la Serie Mundial (Yes!!)

Licey gana al Escogido

Gigantes le ganan a las Aguilas.

 

Definitivamente esta va a ser una excelente semana.

de Ginnette Publicado en pelota

Dia Mundial del Cáncer de Mama

cancer-de-mama.gif

Hoy se celebra a nivel mundial el dia del cáncer de mama. Hace justamente una semana que una señora muy querida por mi y que trabajó en mi casa por unos años le fue extirpado un seno después de luchar contra el cáncer por casi dos años. Esperamos que esta operación más unas quimios eliminen cualquier rastro.

Hay señales que no podemos ignorar, tales como:

  • Una masa dura o piel más gruesa (como una cáscara de naranja) en cualquier parte del seno

  • Hinchazón, calor, oscurecimiento o enrojecimiento que no desaparece

  • Cambio en el tamaño o la forma del seno

  • Picazón, dolor, escama en la piel o sarpullido en el pezón

  • Hundimiento del pezón o de otras partes del seno

  • Secreción sanguinolenta del pezón

  • Dolor en un sitio que no varía con su ciclo mensual

Y hay factores de riesgo como:

  • Edad superior a los 45 años

  • Inicio de la menstruación antes de los once años de edad

  • Menopausia tardía

  • No haber tenido hijos o tener el primero después de los 30 años

  • Una administración prolongada de terapia de reemplazo hormonal

  • La ingestión inmoderada de alcohol

  • Antecedentes familiares de cáncer de seno o de otro tipo

  • Obesidad y presencia de genes predisponentes.

“No dices que por mí harías cualquier cosa? Hazte una mamografía”.

(Pueden leer más aquí)

Jueves de Poesía-Amor

amor-4.jpg

¡Qué profundo es mi sueño!
¡Qué profundo y qué claro,
qué transparente es, ahora, el universo!
Si pensando en ti, siempre,
si, soñado contigo, me desvelo,
y te miro por dentro, con mis ojos,
si te miro por dentro…
veo la oscura entrada de mi vida,
tu sorda luz de fuego,
y ya no sé si a ti te estoy mirando,
o si contemplo el cielo:
el último transfondo del poniente,
sin nubes y sin velos,
más arriba de todas las estrellas,
donde está Dios, despierto.
O el inicial trasfondo de la noche
donde estás tú, durmiendo.

 

Y yo sobre la tierra, oscurecido
por tanta luz, yo, ciego,
soñando en Dios, soñando en ti, soñando
lo mucho que te quiero.

 

Poesía de Vicente Gaos. Foto de Martyn Anytram.

Viviendo en Villa Mella IV

La primera casa que vivimos en Villa Mella pertenecía a un señor llamado Secundino Moreno. Un hombre alto, recio, de una contextura física impresionante, tenía los pies más grandes que he visto. Criaba vacas y vendía su leche todas las mañanas. Era un conjunto de 4 casas en las cuales vivían 4 hermanos: El profesor Moreno (fallecido antes de yo mudarme), Secundino, Niña y Minin. Todos ellos tenian casas construidas para alquiler o para que vivieran sus hijos. Le llaman la “Cerca”.

La esposa de Secundino era una mujer menuda y flaquita llamada Felicia que hablaba por los codos. Yo, que era más extrovertida que mi hermana, “conversaba” mucho con ella. Esto así porque era un monólogo de parte de ella diciendo que se levantó a las 4:00am a preparar desayuno, a limpiar la casa, a preparar la ropa para lavar, etc. Por educación me paraba en silencio a escucharla, pero ya al final hasta me iba y la dejaba con la palabra en la boca porque duraba hasta 40 minutos sin parar hablando.

Casi al frente de la casa de Secundino habia una enramada cubierta por una mata de cerezas, ese era mi lugar favorito para estudiar. Hacía una brisita fresca y en las tardes no habian muchos muchachos alrededor. Una tarde el se puso a conversar conmigo y se esforzaba en parecer muy correcto hablando, poniendo “S’s” en donde no iba y usando palabras no comunes.

En eso me pregunta por  mi hermana ya que ella nunca conversaba con el. Me preguntó nuevamente por mi nombre y por el de ella. Le respondo yo me llamo Ginnette y ella se llama Yadith. Oh Yaris que lindo nombre!! me dice. Yo no aguanto y me explotó de la risa y el sin notarlo me dice: Yaris y Yires que lindo nombres!.

A partir de ahí eso se hizo un chiste familiar. Así que si ven por ahí a mi hermana, no duden en decirle: Oh Yaris que lindo nombre! Se sorprenderán de su reacción.

yaris.jpg

Agradece

agradece.jpg

Agradece

La lluvia y lindos paisajes,
el olor del campo al amanecer.

Aprecia el secreto de un nuevo día
por empezar:
la luna y hermosos prados,
que todo te recuerde su resplandor.

Agradece lo que te ha dado Dios,
agradece, pues lo dio con amor.

Aprecia el color del cielo,
su azul sereno que es presencia de Él;
con ternura contempla las flores y con
su bello aroma, se las hace de ofrecer.

Aprecia con alegría,
lo poquito o nada que puedas tener,
mantente firme en tu fé.

Aprecia en los devotos,
todo lo hermoso que te puedan dar
y no le temas a las pobreza,
pues la tal riqueza te aleja de lo mortal.

Entiende que los sinsabores
son una experiencia para tu propio bien.
Valora y crece en la vida,
cosa que pocos saben hacer.

Acepta todo en la vida
y regala a otros lo que no quieras perder,
y en los momentos más adversos,
la voluntad de Dios no dejes de ver.

Agradece lo que te ha dado Dios,
agradece, pues lo dio con amor.

– Madhava Prakas –