Sacando conclusiones

 Las dos cosas que más detesto en el mundo (creo) son que me repitan las cosas una y otra vez y que saquen conclusiones precipitadamente, lo que los “americanos” llaman: Jumping into conclusions.

Cuando llegaba tarde de la universidad y mi mamá me decía:”Seguro que te quedaste hablando/cherchando/andando con tus amigos y mira la hora que llegas”, sin saber si no pasaban guaguas o había un torrencial aguacero (que no cayó por mi casa) o whatever. Yo solo la miraba con ojos de resignación (y pique) y me quedaba callada.

Es igual cuando duro mucho sin llamar a alguien y apenas después de saludar me empiezan a enumerar las “razones” por las cuales yo no había llamado, sin ni siquiera preguntar. Obviamente a esto sigue un tiempo aún más largo para volver a llamar.

Me he acostumbrado por tal motivo, que a pesar del pique que pueda tener porque alguien no me tomó una llamada, o me dejó  esperando, etc, preguntarle antes que le pasó, porque eso me evita rabias innecesarias.

Cuántas veces, en nuestro caso, el hecho de que una persona que acostumbre a comentar en nuestro blog de repente se “desaparezca”, mueva a pensamientos de que si se molestó con uno, si algo que le dijimos lo molestó o que en el último coro no lo saludamos, sin muchas veces pensar que quizás tiene mucho trabajo, o tiene, como yo, un f…. dial up en la casa que impide muchas veces comentar.

Quiero compartir este escrito con ustedes que refleja esto que pienso:

“Un granjero pierde su hacha y sospecha que el hijo de su vecino se la robó. Para descubrir el robo, se pone a espiar asiduamente al sospechoso. Lo observa de día y de noche, en todo momento, y concluye que se comporta como un verdadero ladrón de hachas. Se mueve con el sigilo de un ladrón de hachas, come con el apetito de un ladrón de hachas, duerme con la inconsciencia de un ladrón de hachas, y hasta sus más nimios ademanes delatan al ladrón de hachas. Pero he ahí que una noche descubre su hacha en los matorrales de su propio jardín. La había olvidado distraídamente en ese lugar. Al día siguiente, a plena luz del día, el hijo del vecino sale de su casa. Lo ve el granjero, pero, para su gran sorpresa, nota que todas las marcas que acusaban al ladrón de hachas han desaparecido. De aquellos acusadores estigmas no queda ni uno solo.”

 

Anuncios

23 comentarios el “Sacando conclusiones

  1. y que fue que cambiaste la plantilla?!!!

    bueno con relacion al post, leyendote he caido en cuenta en que iba a cometer un gravisimo error. En cierto sentido, la iba a cometer. Primero voy a preguntar y luego sacar las conclusiones, esto no puede seguir asi. // Quizas no entiendas de lo que hablo, simplemente es algo que me esta pasando, pero no le pare.

    pa`lante China!!!

  2. Muy real! A veces es más fácil prejuzgar, pensar primero lo malo, no ponerlos en el lugar del otro y comenzar a pensar muchas cosas negativas acerca de los demás. Este es un mal hábito que lamentablemente es muy común. Eso hay que controlarlo!

    =D

  3. No es bueno hacer juicios sin saber, pero todos corremos ese riesgo. Lo peor del caso es cuando nos acordamos de la frase: “cada ladrón juzga por su condición”. Cuando sacamos conclusiones malas acerca de alguien de forma súbita es porque en su lugar quizás hubiesemos hecho lo mismo.

  4. cielo, ademas (de los comentarios anteriores) recuerda que a “la gente”, como diria karavelita, nos gusta hablar de mas y no nos hagas caso. suficiente honor que telefonees para enterarte de la vida y milagros de alguien para que esa persona te sacaliñe. pero no permitas que te saquemos de balance. di y haz lo que consideras correcto: satisfecho Dios y el mundo pago!
    te saludo con solidaridad humana.

  5. Es cierto Chinita, uno tiende ha hacerse muchas preguntas, pero al final del día sólo el otro o el tiempo puede aclarar.

    Los comentadores vienen y se van. Si se les trató bien, algún día volverán.

    Saludos chinita.

  6. No sé pq uno tiene la mala costumbre de pensar las cosas malas primero y/o adelantarnos a los acontecimientos.

    Después q nos atormentamos pensando lo peor, vemos q no era nada y sentimos un alivio, pero total ya uno se habia mortificado.

  7. La mayoría de las veces que me he equivocado, es porque me he respondido mis preguntas, sin antes preguntarlas. Es desconcertante lo que descubre uno, luego de atrevese a suponer. Prefiero seguir preguntando –jamás sé neda–

    Me encantó tu post, China …saludos!

  8. Me averguenza decir que yo siempre ando saltando a conclusiones, pero tienes razón hay que tratar de preguntar primero….también eso evitaria romperle el corazón a alguien.

    Linda historia y un mensaje muy cierto…

  9. Caramba yo cometí ese error el otro día con alguien a quien queiro demasiado, y me pesó, no tenia donde esconderme cuando la vi, despues de esa estupidez que hice.

    Ciertamente este Jumping into Conclusions, en español le llamamos Prejuicios. Y esta accion hace mucho daño porque vamos con la idea de que el otro hizo algo que ni sabes si realmente lo hizo y si lo hizo porque lo hizo. (Bello trabalengua, ehhh!!)

    O voy pensando si he discutido con alguien, y me voy a encontrar con ese alguien, digo si me dice esto le digo esto o si me salta con esto le hago esto otro y luego resulta que pasa todo lo contrario a lo que pensabas y eso te hace sentir tan mal.

    Diganmelo a mi que me paso recientemente y me dieron una galleta sin manos, a pesar de que imagino que le provoque un pique enorme.

  10. Seguro que la Chinita no quiere visitarme nunca más en mi blog y por eso se ha puesto a escribir este post para que yo no le diga que es una fresquita! jaja
    La verdad que tengo como costumbre respirar hondo si alguien (que no es aylan) dejó de llamarme o no llamó cuando dijo que lo haría, 1) respiro profundo, 2) me pregunto qué habrá pasado, 3) espero a volver comunicarme, 4) cuando me comunico con la persona en cuestión le doy tiempo para que sola se explique si se acuerda que iba a llamarme, 5) si no se explica entonces pregunto.
    Eso ahorra el pique innecesario!

  11. Por eso una persona muy sabia (que no tengo ni idea de quien es) dijo la celebre frase “El beneficio de la duda”, me gusta siempre por precaucion tomar esto en cuenta, los seres humanos somos tan rapidos para juzgar. Tambien tengo por norma “De lo que yo no se no hablo”, por que esto evita muchos problemas y estar inventando falsas calumnias.

  12. Por eso una persona muy sabia (que no tengo ni idea de quien es) dijo la celebre frase “El beneficio de la duda”, me gusta siempre por precaución tomar esto en cuenta, los seres humanos somos tan rápidos para juzgar. también tengo por norma “De lo que yo no se no hablo”, por que esto evita muchos problemas y estar inventando falsas calumnias.

  13. Voy a responder a lo que dice Johan, porque sí creo que es una debilidad humana, pero eso no la justifica. Si tenemos la capacidad de ver nuestras oportunidades, podemos mejorarlas. De nada sirve decir “sí, yo sé que peleo antes de preguntar” “yo sé que no me controlo y por eso después tengo q estar pidiendo perdón” “sí, yo sé que soy impulsiva” si no es para cambiar, para ser mejores….por eso son oportunidades, porque podemos cambiarlas.

    Y aprovecho pa preguntar, China, pq yo no estoy en tu blogroll?

  14. eso siempre pasa que pique!!!! pero na’ palante….
    muy bueno el libro de los cuatro acuerdos que menciona florecita :D

    china no le pare na’ que por eso esto es un pedacito que le llaman mundo :P

    besitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s