Adiós prematuro

charlie.jpg

El día de ayer empezó feliz. La victoria de mi equipo la noche anterior, la facilidad conque encontré transporte, llegar temprano al trabajo y una rica taza de café.

Cerca del mediodía recibí una llamada de gerente de nuestra oficina en Nueva York. En realidad de la compañia para la que trabajé a tiempo completo hasta diciembre y con la cual aún ayudo con los trámites de cierre. El gerente me llamó para informarme que quien fué mi jefe por dos años había fallecido la noche anterior. El me dijo que él sabía que mi jefe me tenía una gran estima y que quizás yo no lo sabía aún, como ciertamente era.

Yo me quedé en shock. Dos días antes habíamos hablado y el día intercambiamos varios emails. Era una persona saludable y entrando a sus 60’s. Después de mi ex-jefe, Don Oscar, fue el mejor jefe que he tenido. Amable, caballeroso, considerado, trabajador. Nos profesamos un mutuo y profundo afecto, más allá de nuestras relaciones laborables.

Recordé tantas conversaciones en esos viajes al interior en nuestras visitas a los clientes. Sus elogios por los restaurantes que yo elegía para almorzar. Las historias de sus nietos y su deseo de venir a vivir aquí cuando se retirara. Su sorpresa al beber agua de coco, el creía que solo podían tener leche dentro. Su gusto por la yuca, el pescado criollo, la cerveza presidente y los tostones.

Me hizo sonrojar por la excelente carta de recomendación y cuando me dijo lo fácil que se le hizo hacerla. Cuando hablamos en dias pasados de la derrota del Licey, por mí, y de la no clasificación de su equipo los Packers de Green Bay al Super Bowl. Recordé cuando el año pasado me dijo que del lado de su padre fallecían a temprana edad y que el tenía que cuidarse. El sufrió un ataque masivo al corazón en el apartamento de la empresa después de trabajar normalmente todo el día. El ataque fue fulminante y los paramédicos no pudieron hacer nada.

Sé que tenemos los días contados en la tierra y que la muerte, la parca, no es prematura. Que llega cuando tiene que llegar. Pero resulta tan díficil de asimilar, al momento, cuando no hay una enfermedad previa o algún indicio.

Sé que Dios lo tiene bien cerquita de el. La paz sea con usted, mi estimado Charlie Foust.

Anuncios

20 comentarios el “Adiós prematuro

  1. Por eso no debemos desaprovechar ningún momento del “HOY” para profesar nuestro cariño y estima por los demás. Que no quedé duda que él se llevó los mejores recuerdos de ti, y tu trabajo, además de tu compañía como persona.

    R.I.P-

  2. Seguro que estará con DIOS. Tus oraciones HOY son muy importates para EL. Sé que a TI te queda la satisfacción de haber hecho lo mejor que pudiste, durante el tiempo que pudieron relacionarse. Que esté en paz tu amigo Charlie!!

    Lo siento mucho China. Pero TU tranquila …que cuando se vive bien, se muere en en paz…!

  3. es dificil pero tambien creo que si, que la muerte llega cuando tiene que llegar y que los que quedamos es porque todavia nos falta aportar algo.

    by the way muy bonit blog! =)

  4. la partida de un ser que de un manera u otra admiramos o queremos es difícil! es verdad que la vida no es eterna, y que algún día tendremos que partir, pero como sea es duro!

    lo mejor es que aprendiste cosas de el! y eso nunca de olvida!

  5. Ay amiga, es algo para lo que nunca estaremos preparados, por mas que sepamos que es un paso normal de la vida, siempre nos azota, llenandonos de tristeza.

    Paz a su alma,

    Besos amiga de mi alma

  6. Es muy dificil y hasta en ocasiones ni creemos aunque sea de forma momentanea la perdida de alguien a quien apreciamos.

    A principios de diciembre pasado me sucedio algo parecido con un señor a quien aprecio mucho. No murio pero sufrio un derrame cerebral que le provoco la perdida del habla y de algunas actividades motrices.

    Fue una sorpresa un poco dolorosa para mi al enterarme, pero hay que entender que puede sucederle a cualquiera.

  7. El tiempo no es de los hombres… Es del viejo barbú de allá arriba… Siempre asombra, siempre nos hace sentir incompletos, nos hace rascar la barbilla, pero sobre todo nos hace apreciar a los que nos quedan de este lado… Un besito mi china querida, siento tu pérdida.

  8. Siempre es t riste cuando nos enteramos de la muerte inesperada (casi siempre son inesperadas) de algun ser que nosotros apreciamos.
    Suele ser chocante.

    Siento tu perdida.

    (podria jurar que comente aqui antes…sera que estoy media chiflada? o que no se llego a publicar el post…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s